Fuente: BBC

Ante la adhesión de CABA al nuevo protocolo de abortos no punibles redactado por el Ministro de Salud de La Nación, Ginés González García, la entidad médica sacó un comunicado repudiando la aprobación de la Legislatura porteña.

En el comunicado sostiene que “ve con honda preocupación la legalización de un protocolo que atenta contra los principios consagrados por la Constitución Nacional, los Tratados Internacionales con los que el país está comprometido y las leyes nacionales”.

A su vez reafirma que “el niño por nacer, científica y biológicamente, es un ser humano cuya existencia comenzó en el momento de la concepción”.

También cuestionó la restricción a la objeción de conciencia de aquellos médicos que se niegan realizar abortos: “Las causales de aborto según el protocolo aprobado son interpretadas de manera arbitraria y los médicos están obligados a realizar un aborto sin una clara definición de objeción de conciencia (…) El documento desconoce en forma manifiesta la ética, las leyes, la religión, la Patria Potestad, los derechos humanos y el valor de la vida. Hipócrates, hace 25 siglos prohibió a los médicos realizar abortos; esta norma se encuentra en el juramento hipocrático que los médicos de nuestros días prometen respetar al ingresar a la profesión. Es lamentable que un cuerpo colegiado elegido por la población promulgue un texto tan controvertido, contrario a la dignidad de las personas”.

De esta manera ratifica la misma postura que tomó hace dos años, cuando el entonces presidente Mauricio Macri, a pesar de declararse “pro vida”, sorpresivamente abría el debate en el Congreso que terminó con el rechazo en el Senado el recordado 08 de agosto con 38 votos negativos, 31 afirmativos, dos abstenciones y 1 ausente.

La nota fue escrita por Santiago Widow, columinsta de Alt Media.