Chaco se convierte en la primer provincia en suspender la aplicación del aborto por pedidos de inconstitucionalidad.

La magistrada Marta Beatriz Aucar de Trotti, quien está a cargo del Juzgado en lo Civil y Comercial Nº19 de Resistencia, hizo lugar a una medida cautelar contra la ley de aborto aprobada hace unas semanas en el Congreso Nacional y que entró en vigencia hace pocos días.

Esta medida, presentada por Hilda Beatriz Dellamea, Cristian Araceli Chemes, Clelia Mirtha Ávila, Fernando Enrique Guirado, Gabriela Monzón y Claudia Mariel Medina, reclama que la ley debe declararse inconatitucional por ir contra la Constitución de esa provincia, cuyo art 15 inciso 1 garantiza el “derecho a la vida y a la libertad desde la concepción”.

En su fallo sostiene que “desde la perspectiva de las competencias se encuentran facultades delegadas, no delegadas y concurrentes entre el Gobierno Nacional y las provincias y que (…) debe aplicarse la ley más favorable, siguiendo el criterio de darle mayor valor a los derechos de la persona humana”.

A la vez sostiene que la medida judicial es legítima ya que “el compromiso de la defensa de la vida desde la concepción” es competencia del Gobierno de Chaco junto con el Ministerio de Salud Pública provincial.

Y remarcó que “ante la presencia de los derechos difusos o colectivos, corresponde claramente una respuesta y control jurisdiccional colectivo y apropiado para garantizar la debida protección del bien jurídico invocado (en este caso, el derecho a la vida de los niños por nacer)”.

Este fallo es el primer revés judicial que recibe la ley 27.610 desde su aprobación y puede sentar un importante antecedente para que jueces de todo el país puedan tomar medidas similares en el resto de las provincias, ya que la ley de aborto va en contra de varias constituciones provinciales, además de la mismísima Constitución Nacional y el Código Civil y Comercial.