Todavía esta fresca en la memoria para los que vivimos en los mercados aquella tapa de Página 12 donde, el por entonces candidato a presidente, Alberto Fernández nos decía “Macri elige a los bancos, yo elijo a los jubilados” e insistía que con una baja en la tasa de interés de las Leliq iba a pagar sendos aumentos a la clase pasiva. Esta tapa fue del día 30/07/2019 y por aquella época, la jubilación mínima rondaba los $ 11.528,44; que con un dólar de $ 44,90, según el ultimo cierre en Banco Nación, nos daba un haber mínimo de USD 256,75 a dólar libre. 

Tapa del medio kirchnerista Página 12 en 2019.

¿Qué paso desde aquel momento?

Conocemos el desarrollo de la película: el candidato en cuestión gana las elecciones PASO, desata una masacre histórica en los mercados, el riesgo país vuela desde los 860 puntos hasta los 2.500, los bonos se derriten 50% y el índice Merval medido en dólares pasa de USD 900 hacia la zona de USD 450, caída que nos colocaría en la segunda posición histórica de mayores bajas en la historia de los mercados, solo por detrás del -62% del índice de Sri Lanka.

Si contamos desde que asumió Alberto Fernández, la jubilación mínima se encontraba en $14.068, o bien USD 193,26 a dólar MEP.

Ubicados ya en 2021, a partir del 1° de marzo la jubilación mínima ascenderá a $20.571,44. Esto nos da un aumento medido en pesos del 78,44% desde aquella tapa, o bien 46,22% desde que asumió Alberto. El haber mínimo medido en dólares, es de USD 141,25 a dólar “bolsa” o libre. 

Desde aquella tapa tormentosa, las jubilaciones mínimas han sufrido una perdida de casi 45% medida en dólares. Los bonos fueron por única vez y no se incorporaron al haber, y al tratarse de una limosna completamente arbitraria, no tiene sentido incorporarlas al cálculo.

¿Qué paso con las Leliq? 

Desde que asumió Alberto Fernández, el stock de Leliqs y Pases subió 135%. Pasó de: $1.275.000 millones al 10/12/19 a $ 3.000.000 millones el 26/02/21. Solo en los primeros 2 meses de 2021, el BCRA pagó $150.000 millones y solo en concepto de intereses.

Fuente: Plan M

Medido en dólar “bolsa o MEP”, el stock al 10/12/19 era de USD 17.516 millones – tomando cotización de $72,79 que surgía implícita del bono Bonar 24 – mientas que el stock al 26/02/21 equivale a USD 21.138,66 millones – tomando MEP a $141,92 de aquel día-. 

Los pasivos remunerados del Banco Central no solo aumentaron nominalmente muchísimo más que las jubilaciones, sino que también se incrementaron fuertemente medido en dólares.

La historia de siempre 

Nuevamente la política hace gala de la mentira y la impostura a la hora de hacer promesas imposibles de campaña. Y las perspectivas no son mejores: Sancionada la nueva ley de movilidad jubilatoria, con una economía en franca recesión y un déficit fiscal que solo es monetizado vía emisión -y posterior esterilización via leliq y pases- la tendencia indica que esta diferencia tenderá a incrementarse todavía mas a favor de “los bancos”. 

Y ojo, que quede 100% claro, la intención de esta nota no es crear ni alimentar la falsa antinomia “jubilados o bancos”, no tiene ni el más mínimo sentido. Ni mucho menos correr a este gobierno por izquierda. La intención es, simplemente, desnudar una vez más lo mentirosa que es nuestra política y lo ingenuos que son aquellos que siempre les terminan creyendo.