Mauricio Macri y Alberto Fernández, días antes de la asunción kirchnerista. Imagen: clarin

Lo muestra un nuevo estudio de Trespuntozero. Cuando arrancó la pandemia, el presidente le sacaba entre 30 y 40 puntos de positiva a su antecesor.

Cada vez que Alberto Fernández se sintió acorralado ante la opinión pública, como el reciente escándalo del Vacunatorio VIP, apeló automáticamente al recurso más a mano de la grieta: buscó compararse de algún modo con Mauricio Macri, su antecesor, suponiendo que el rechazo a la figura del ex presidente lo dejaría a salvo. Una nueva encuesta muestra por primera vez al líder de Juntos por el Cambio con mejores números que su contraparte del Frente de Todos. Y abre la duda: ¿Fernández ya perdió ese plus? ¿Quién genera más adhesiones y, sobre todo, más críticas?

El sondeo que plantea con sus números este interrogante es de Trespuntozero, una consultora que tiene clientes a ambos lados de distintos partidos e incluso hizo trabajos para el Gobierno nacional actual. Con un antecedente interesante: en octubre de 2019, y tras el pifie generalizado de las PASO, fue la encuestadora argentina que mejor pronosticó la presidencial.
Para su última encuesta, entre el 23 y el 25 de febrero, relevó 1.000 casos en todo el país y presentó un informe con los principales datos de coyuntura. De arranque, en el capítulo del “Clima Sociopolítico”, ya se advierte que no son momentos buenos para el oficialismo.
– Con 40,6%, la corrupción vuelve a aparecer claramente como el problema que más preocupa a los argentinos (¿influyó más Vacunatorio VIP o la condena a Lázaro Báez?).
– La evaluación negativa de la gestión nacional parece no encontrar fondo: llegó a – 66,7%, después de haber tenido un piso de – 16,3% a fines de marzo.

Más adelante, Trespuntozero profundiza sobre las imágenes de los principales dirigentes de las dos grandes fuerzas. Y viene la sorpresa:
– Fernández combina 32% de positiva (14% muy buena y 18% buena) y – 60,9% de negativa (16,5% mala y 43,4% muy mala). Diferencial en contra de – 28,9 puntos.
– Macri, en cambio, tiene 40,3% de positiva (14,5% buena y 25,8% de muy buena) y – 56,2% de negativa (15,8% de mala y 40,4% de muy mala). Diferencial también en contra, pero de 15,9 puntos.
Es decir, la puja pasó a ser quién sería el menos malo. Una situación impensada meses atrás. Con un dato contundente: entre fines de marzo y abril, Fernández tuvo un pico de 75,4% de ponderación a favor, y le sacaba entre 30 y 40 puntos a su antecesor.
El Presidente primero perdió el apoyo circunstancial de votantes de otros partidos -incluso de Juntos por el Cambio-, luego de los oficialistas más blandos y ahora también recibe cuestionamientos del kirchnerista más duro.

Habrá que seguir este fenómeno con atención. La mayoría de las consultoras coincide con la evolución que tuvieron ambos dirigentes -Fernández en baja y Macri, más oscilante pero estable-, aunque casi todas siguen poniendo arriba al presidente actual.
Con este cambio, Fernández quedó mimetizado de algún modo con los números de Cristina Kirchner, quien en la tabla de Trespuntozero suma + 29,3% y – 66,9% (diferencial negativo de – 37,6 puntos).
El único que sigue eludiendo este panorama rojo es Horacio Rodríguez Larreta, que puntea cómodo con un balance de 19,1 puntos a favor, gracias a una positiva de 51,2% y una negativa de – 32,1%. Igual, suena un alerta para el jefe de Gobierno porteño: desde octubre perdió 12 puntos de ponderación a favor.