Varias naciones europeas mostraron su decepción tras recibir millones insumos médicos en pésimo estado por parte del Gobierno chino.

Sumado a las sospechas por el origen del nuevo Coronavirus, el Gobierno chino sigue levantando sospechas a nivel mundial, tanto en su credibilidad política como en sus relaciones comerciales. Los fracasos en la calidad de sus insumos médicos aumentan las críticas hacia los Orientales y ponen en duda su compromiso con ayudar al mundo.

Kits de testeo rápido fabricados en China. Fuente: El Digital Castilla la Mancha.

Países como España, Reino Unido, Alemania, Turquía, entre otros, fueron los perjudicados estos últimos días. En algunos casos, estos países han solicitado el reembolso económico, y en otros han pedido nuevos cargamentos de emergencia compensatorios. Por otro lado, las empresas chinas declararon que “las fallas de los kits son responsabilidad de los compradores al no aplicar un uso correcto de los dispositivos”.

España

A fines de Marzo, España distribuyó un total de 9.000 kits de diagnóstico rápido de COVID-19 adquiridos de la compañía china Shenzhen Bioeasy Biotechnology. Al ser aplicados, estos arrojaron resultados con sensibilidad del 30%, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que tengan un mínimo del 80%. Cabe aclarar, que la sensibilidad de un testeo indica la precisión del resultado, y al ser así de baja el resultado es poco confiable.

Aunque, la mayor polémica surgió cuando la Embajada China en España comunicó que las donaciones de su gobierno “no incluyen productos suministrados por Shenzhen Bioeasy Biotechnology”.

Sin importar esto, ambos gobiernos acordaron la llegada de un segundo cargamento por parte de Shenzhen Bioeasy, a pesar de no contar siquiera con la licencia oficial del Gobierno Chino. Este nuevo pedido trajo un total de 640.000 testeos, los cuales fueron nuevamente rechazados debido al mismo problema. Según el diario El País, el Ministerio de Salud de España está actualmente buscando un segundo reembolso por el segundo pedido.

A fines de Marzo, el Ministro de Sanidad de España Salvador Illa, anunció que el país invirtió un total de 427 millones de euros en insumos médicos chinos. Además, Illa confesó que el Estado adquirió 950 ventiladores, 5,5 millones de kits de pruebas, 11 millones de guantes y más de 500 millones de mascarillas protectoras.

Salvador Illa, Ministro de Sanidad de España. Fuente: Última Hora

Gran Bretaña

El Gobierno Británico desembolsó 16 millones de libras esterlinas (casi 20 millones U$D) para adquirir kits de testeos que detectan anticuerpos de Coronavirus, según el diario local Metro. Las compañías chinas AllTest Biotech y Wondfo Biotech completaron la operación con el mismo desenlace que en España. Al igual que con los Ibéricos, ambas compañías culparon a los oficiales y políticos isleños por la mala manipulación y aplicación de los dispositivos de testeo.

El Primer Ministro Británico Boris Johnson, diagnosticado con Coronavirus el 27 de Marzo, habló sobre el potencial que los testeos podrían tener para cambiar el rumbo de la situación.  Boris declaró que “tan simple como una prueba de embarazo, tiene el potencial de ser un cambio total del juego”.

Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson. Fuente: Variety.

El Gobierno Británico aseguró estar buscando un reembolso del pago en efectivo que realizó en estas compras. Mientras tanto, con la necesidad de socorrer a sus ciudadanos y cuerpos médicos en riesgo, los mandatarios siguen investigando nuevas ofertas para adquirir insumos de prevención. 

Alemania

En principios de Abril, se recibieron 11 millones de mascarillas mediante un vuelo de Lufthansa. Esta entrega formó la primer parte de un envío mayor de 100 millones de máscaras, el cual fue aclamado exitoso por las autoridades Alemanas. Posteriormente, la historia volvería a tener un desenlace vergonzoso, debido a que estas mascarillas “llegaron con los filtros en mal estado y con las cintas rotas”, según el diario alemán Der Spiegel.

El Ministro Federal de Transporte e Infraestructuras Digitales, recibiendo la llegada de 11.000.000 mascarillas en mal estado al territorio Alemán. Fuente: Periodismo y Punto

Otros casos

Entre otros países estafados por insumos médicos chinos, se encuentran: Holanda con 600.000 mascarillas que no cumplieron con las normas de calidad; República Checa al registrar el 80% de los 300.000 testeos defectuosos con kits chinos, Turquía con 350.000 kits de Shenzhen, la misma compañía que comercializó con España; y Ucrania. 

Mientras que en América, Colombia y Canadá resultaron estafadas al conocerse que recibieron más de un millón de mascarillas modelo KN 95 defectuosas.

China en problemas

Hasta el día de hoy, el gobierno Chino, con el respaldo de la OMS, niega completamente la fabricación del virus y sostiene que su origen fue natural. En consecuencia, el Presidente Donald Trump ha ordenado la detención a la financiación de la OMS por parte de su país, por lo que la tensión entre Estados Unidos y el Gobierno Chino ha aumentado. Países como Canadá, Australia, Sudáfrica, Brasil y gran parte de la Unión Europea, se verán obligados a tomar posición al asunto para fortalecer lazos estratégicos.

Trump vs China. Fuente: kctv5

Por Lucas Fabián Decia