Una carta enviada por la embajada del país asiático instaba a los diputados brasileños a no asistir a la asunción de Tsai Ing-Wen, aludiendo a la política de “Una Sola China” promovida por el régimen comunista de Pekín.

China presionó a la Cámara de Diputados de Brasil mediante una carta enviada desde su embajada, instando a los políticos brasileños a no asistir a la toma de posesión de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-Wen, quien asumió su segundo mandato el pasado 20 de mayo. La carta se difundió en el día de ayer.

La carta enviada por la embajada de China en Brasil a la Cámara de Diputados.

En dicho documento, la Embajada China advierte: “El principio de Una Sola China es la norma básica que rige las relaciones internacionales y un consenso universalmente reconocido por la comunidad internacional, siendo también la base política de las relaciones entre China y los demás países del mundo. La problemática de Taiwan es un asunto interno de China y se relaciona directamente con los intereses fundamentales de nuestro país”.

Tras la introducción, el gigante asiático presionó: 

“La parte China aprecia el acto de que la Cámara de los diputados haya respetado el Principio de Una Sola China. El 20 de mayo del año corriente, se realiza la ceremonia de posesión de Tsai Ing-Wen, líder local de Taiwán, China. 

Se agradecería mucho si la Cámara de los diputados, en el contexto de su compromiso con el principio de Una Sola China, pudiese tomar las medidas necesarias y preventivas con vistas a concientizar a los diputados de la sensibilidad de la problemática de Taiwán, evitando gestos o actitudes que puedan ser perjudiciales al principio de Una Sola China, cómo participar de la posesión referida, mandar mensajes de felicitaciones a las autoridades de Taiwán, o mantener contactos oficiales con estas.”

Por medio de estas cartas, el gobierno de Pekín busca dejar en claro su política exterior, que bloquea cualquier vínculo comercial con China a aquel país que establezca relaciones oficiales con Taiwán, impidiendo acceder a un mercado de más de 1300 millones de personas.