Donald Trump buscará su reelección el 3 de noviembre. Fuente: ABC.es

La convención republicana nos dejó a un vigoroso Donald Trump, que buscará su reelección el 3 de noviembre frente al demócrata Joe Biden.

Desde un inicio mostró en forma clara que la elección que se viene es una de las más importantes de la historia del país, pues nunca hubo tantas diferencias entre ambos candidatos. En línea con eso, el actual mandatario dijo: “En esta elección vamos a elegir si salvaremos el sueño americano o dejaremos que la agenda socialista acabe con nuestro destino. O creamos millones de empleos o destruimos nuestra industria”.

“Esta es la elección más importante de nuestra historia. Nunca los dos partidos habíamos tenido diferencias de principios e ideológicas tan grandes”.

Policía

También, se refirió a la policía tras la muerte de George Floyd, que generó miles de protestas violentas en todo el país, impulsadas por Black Lives Matter y Antifa, grupos de extrema izquierda. El Partido Demócrata busca desfinanciar a la policía y desbaratarla, en especial en las ciudades que gobierna, como Seattle, donde ocurrió la muerte de Floyd.

“Si le das poder a Joe Biden, la izquierda radical le quitará los recursos a los departamentos de policías alrededor de EEUU. Mi administración siempre estará junto a los hombres y mujeres de las fuerzas de la ley” dijo Trump, en defensa de la policía.

Trump, ¿racista?

El amuleto más escuchado desde la oposición es el de "racista" al referirse al hombre que está al frente de la Casa Blanca. En el informe que realizamos hace un mes, desmontamos este mito:El racismo en Estados Unidos: dato vs relato

Pero, por si quedaban dudas, el actual presidente estadounidense dijo: “Teníamos los mejores números de empleo de afroamericanos, hispanoamericanos de la historia de EEUU hasta que llegó el virus. Y lo digo con modestia: he hecho más por los afroamericanos que cualquier presidente desde Abraham Lincoln”.

Al hablar de la pandemia, defendió sus medidas para paliar los efectos del coronavirus: “Con la llegada del virus chino, desplegamos el mayor movimiento desde la II Guerra Mundial. A ningún americano que ha necesitado un ventilador, se le ha negado, lo que es casi un milagro”.

También, sobre la recuperación económica, dijo: “La tasa de mortalidad de Europa es hasta tres veces mayor que la nuestra, pero nadie escribe al respecto. Hemos salvado o apoyado más de 50 millones de trabajos americanos. Como resultado, hemos tenido la menor contracción económica en Occidente y la recuperación más rápida”.

En forma inmediata, apuntó contra Biden y sus intenciones de acercarse a China. “La agenda de Joe Biden es ‘Made in China’, la mía es ‘Made in the USA’” recalcó.

Cerró esta parte de su discurso diciendo: “vamos a tomar nuestros negocios de China y los vamos a traer de vuelta a casa”.

Su speech finalizó con uno de sus principales slogans de campaña: “Juntos hemos quebrado con el dominio de la fracasada clase política. Ellos dicen: nosotros primeros. Yo digo: EEUU primero”. Faltan dos meses para el día de la elección, que será clave, no solo para los estadounidenses, sino para nuestra civilización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here