Hebe de Bonafini. Fuente: ABC

La denuncia fue presentada por la Confederación Evangélica Bautista tras una repudiable declaración de la líder de la organización kirchnerista Madres de Plaza de Mayo en FM La Patriada.

Durante la entrevista Bonafini afirmó que “Los evangelistas te pudren la cabeza como los macristas. Son muy peligrosos” lo que significa un claro acto de discriminación contra el 15,3% de evangélicos que habitan en Argentina según un informe del CONICET.

Denuncian a Hebe de Bonafini por discriminación

En la denuncia ante INADI presentada por los pastores Gabriel Ballerini, también referente de NOS, y Hugo Márquez afirman que la frase “posee una carga altamente discriminadora y peyorativa“.

Por otro lado, en el documento, la asociación Evangélica también afirma que “encierra un
profundo desconocimiento de la acción de la iglesia y el pueblo evangélico de nuestro
país”.

A su vez, en la solicitada firmada por Ballerini y Márquez también afirman que “sus dichos provienen del odio discriminatorio por el pueblo evangélico”.

Por último, cierran la presentación pidiendo la intervención del órgano presidido por Victoria Donda, acusada de explotar laboralmente a una inmigrante: “pedimos su debida intervención en un todo de acuerdo con las funciones que tiene la institución que preside e inicie las acciones que corresponden ante el público y notorio acto discriminador en el que incurrió la Sra. Hebe de Bonafini a fin de la debida reparación del severo daño moral causado contra el pueblo evangélico”.

El prontuario de declaraciones de Hebe de Bonafini

No es la primera vez que Bonafini realiza declaraciones violentas. En 2003 festejó el ataque terrorista a las torres gemelas “Por primera vez le pasaron la boleta a Estados Unidos. Yo estaba con mi hija en Cuba y me alegré mucho cuando escuché la noticia. No voy a ser hipócrita con este tema: no me dolió para nada el atentado . Me puse contenta…”

En 2009, por mencionar alguno de la larga lista, realizó comentarios xenófobos contra la comunidad boliviana tras el asesinato de un hombre de dicha nacionalidad: “¡Váyanse de nuestra plaza bolitas hijos de puta! ¡Váyanse bolivianos de mierda!”.

El Kirchnerista Leandro Santoro ya había tildado de “peligroso” que un evangelista sea candidato

En 2019 el Diputado kirchnerista Leandro Santoro había dicho que es “peligroso” que el movimiento evangélico apoye la candidatura de Amalia Granata y que el Pastor Walter Ghione vaya segundo el la lista.

Los evangélicos: artífices del avance de la derecha

El avance de la derecha en América Latina va de la mano con el crecimiento de las comunidades evangélicas en el continente.

Según el Pew Research Center, principal centro de investigación sobre religiones, de 1900 a 1960, los católicos conformaban el 94% de la población de América Latina. Pero ese porcentaje cayó drásticamente. Un estudio del mismo centro de 2014 mostró que 84% de los entrevistados crecieron como católicos, pero apenas un 69% aún se identificaba como tal. En contraste, solo 9% de los latinoamericanos crecieron como evangélicos, pero el 19% dice seguir esa religión actualmente.

El mejor ejemplo es Brasil: En 1980, el porcentaje de evangélicos era del 6% frente al 94% de católicos. En los años 90, el 10% era evangélico mientras el 90% era católico, pasando a un 17% en el año 2000 frente a un 83% de católicos. En la década que acaba de terminar, los evangélicos representaban ya el 26% de la población cristiana brasileña, y fueron una de las claves por las que Jair Bolsonaro fue electo presidente.

En Guatemala, el evangélico Jimmy Morales se alzó con la presidencia en el año 2015. En Costa Rica, el evangélico Fabricio Alvarado quedó en segundo lugar tras perder el ballotage, en una campaña corta y maratónica.

El fenómeno surgió en Estados Unidos, donde las iglesias pentecostales representan a la mayoría cristiana en el país. En el año 2016, el 61% de los pastores evangélicos manifestó su apoyo al entonces candidato Donald Trump, quien ganó las elecciones. Mike Pence, su entonces vicepresidente, es un ferviente creyente evangélico que marcó gran parte de la agenda política del país más importante del mundo en esos años, como lo fueron la defensa de la vida, la familia y el apoyo a Israel.

El apoyo de los evangélicos fue clave para la elección de Bolsonaro en Brasil. Imagen: Parabrisas.

En Bolivia, Fernando Camacho lideró las protestas que terminaron con la entonces destitución del dictador Evo Morales. Jeanine Áñez, quien asumió la presidencia interina, lo hizo con una biblia en la mano y con el apoyo de sectores evangélicos, a pesar de ser católica.

Para Andrew Chesnut, quien estudia el movimiento pentecostal desde hace 25 años, una característica importante acompaña al crecimiento del número de evangélicos en el continente americano: el compromiso político de líderes e integrantes de esa religión.

El investigador destaca que los católicos son un grupo más “heterogéneo”, con segmentos ligados a la izquierda y otros a la derecha. Esa pluralidad, en la práctica, dificultaría una movilización política coordinada.

“Dentro del catolicismo, tienes sectores conservadores, ligados al Opus Dei, por ejemplo, y otros más progresistas, como los miembros de la Teología de la liberación. Entonces, hay más diversidad y eso hace más difícil la tarea de lograr una alianza católica”, explica.

“Y los evangélicos son más homogéneos políticamente. Eso facilita la unión y las alianzas para elegir determinados políticos”.

1 Comentario

Comments are closed.