El viernes se confirmó que el desempleo alcanzó a unas 20 millones de personas.

Cada semana que transcurre, confirma que estamos atravesando una de las crisis económicas más agresivas de la historia. Sin duda, esta semana tras el anunció de los números de desempleo en Estados Unidos, no ha sido la excepción.

El pasado viernes 8 de mayo, el gobierno estadounidense anunció los peores datos económicos en, por lo menos, 11 años. Las cifras oficiales marcan un total de 20 millones de desempleados alcanzando al 14,7% de la Población Económica Activa. Pese a los malos resultados, los números de empleo se posicionan lejos del 24% record alcanzado en el Crash de 1929 y por encima de la Crisis Subprime de 2008.

Sin embargo, si tenemos en cuenta a la totalidad de población que perdió su empleo por esta crisis ocasionada por el virus originado en China los números se tornan más preocupantes. Así, el desempleo norteamericano se colocaría, al día de la fecha,  en un 22,8%, convalidando el shock negativo de empleo más precipitado en los Estados Unidos.

Se debe considerar que dichos datos de desempleados deben ser tomados como parciales ya que fueron relevados hasta mediados de abril. Mientras tanto, en el transcurso de estas dos semanas, se  solicitaron aproximadamente 8 millones de seguros de desempleo, totalizando desde marzo una histórica cifra de 33 millones de pedidos. No todos impactarán absolutamente sobre el total de desempleados, ya que muchos no son incluidos dentro de la capacidad laboral, pero sí podrían llegar a impulsar el mayor porcentaje en la historia del desempleo norteamericano.

El Estado más afectado por el la crisis fue Kentucky, gobernado por el demócrata Beshear, dónde en estas semanas perdió el 48% de la fuerza laboral empleada. Por su parte, Michigan y Georgia fueron los próximos más alcanzados, con su fuerza laboral reducida en un 40%. Positivamente, los estados menos abatidos fueron Utah, Arizona y Texas (casualmente, los tres de preferencia Republicana), dónde las cifras no llegaron ni al 15%.

Consecuentemente, fueron aquellos estados con mayor cantidad de pedidos de desempleo (20%-25% de su PEA), por lo que debieron flexibilizar los exigentes requisitos de los mismos. Se debe considerar esto en un contexto de fuerte baja en la recaudación de ingresos fiscales, ámbito que justamente se vio reducido en un 30% en Georgia. Sin embargo, aquí los más afectados fueron Massachusets, Missouri, Pennsilvania y Kansas, con excepcionales bajas de entre 55% y 50% 

Estos impactantes números se suman a los ya brindados de Actividad Económica, que marcaron una contracción trimestral del PBI del 4,8%, respecto al mismo período del año anterior. En este sentido, la crisis del coronavirus llevó al único trimestre recesivo de la gestión Trump, luego de más de 3 años de ininterrumpido crecimiento de la producción con promedio de expansión trimestral del 3% desde 2016.

Sin duda alguna, no hay otro gran causante de esta crisis que el mismísimo Coronavirus. Junto con la obligatoriedad del aislamiento y el impedimento de salir a trabajar, han llevado a las grandes economías globales a frenar la producción, y sufrir la vulnerabilidad del Mercado Laboral. 

¿Cómo puede recuperar Trump la economía?

Antes que nada, téngase presente que me refiero a recuperación económica real, sin reflejar la actividad de los mercados que se encuentra en constante alza desde los mínimos de Marzo, ante una “supuesta” creencia de recuperación rápida (“V” Shape). Me veo obligado a excluirlos ya que la FED  ha decidido intervenirlos ante los mínimos indicios de crisis financiera para prevenir grandes pérdidas de capital, como sucedió en 2008 por la inacción y subestimación. De esta forma,  la reacción del Banco Central más importante del mundo, contabilizando la excesiva cifra de u$s 6 trillones, deja a los mercados sin efecto de reflejar la realidad.

Con respecto a la economía real, las estimaciones no son  positivas para el corto y el mediano plazo. En materia de desempleo, la FED de St. Louis ha llegado a relevar estimaciones con números mayores a los 40 millones de desempleados. Como demuestra la evidencia empírica, en los últimos fuertes shocks de empleo norteamericanos, la recuperación consistió de varios años de paciencia y esfuerzo. Por ejemplo, en la Crisis Subprime se debió esperar más de 6 años para regresar a los niveles de empleo pre-crisis, y en la Recesión del 2001 ocasionada por el 11/9, demoró 4 años.

Por el lado de la producción, la información que circula por los mayores bancos de Main Street se refiere a una caída del producto cercana al 30% para el julio del corriente año. Inclusive en las Reservas Federales son aún más pesimistas con los indicios de la FED de Atlanta, ya que esta modificó sus estimaciones de caída de un 17% para elevarlas a un catastrófico -38%. De ser así, para volver a índices previos, deberían lograr un crecimiento mayor al 65%, algo inédito en la Historia Económica Mundial.

A lo largo de su longeva historia, Estados Unidos siempre supo encontrar la solución para atravesar los obstáculos recesivos. Capaz se encuentre ante uno de los mayores por no decir el mayor desafío de su historia económica. Se deberá aprovechar al máximo el impulso del segundo semestre, si se logra derrotar al Virus, para reactivar la producción que se encuentra suspendida, e incentivar a reactivar toda aquella que fue brutalmente anulada. ¿Demorará tiempo? Sí, pero todo está en manos de Donald Trump, que no supo defraudar en sus más de 3 años de mandato y no querrá poner en riesgo su reelección.

Por Nicolás Ginatta

1 Comentario

  1. Hi,

    We have just created our own eBook titled: ‘How to do SEO in 2020’ and we are initially giving this away totally free of charge.

    This is an excellent source of information to help you get altmedia.com.ar ranking higher in the search engines.

    Download your free copy here: https://buyonlinevisibility.com/

    We ask that you give us some feedback once you’ve read it through, although of course this is totally optional.

    Kind Regards,
    Lynsey

Comments are closed.