El senado francés rechazó la ampliación del aborto, que extendía plazos y eliminaba la objeción de conciencia.

El Senado ha rechazado ampliar el plazo del aborto libre en Francia de las 12 a las 14 semanas de vida prenatal gracias a una enmienda a la totalidad presentada por la republicana Corinne Imbert. La moción de rechazo resultó exitosa por 201 votos a favor y 142 votos en contra.

La proposición nº 3292, además, quería eliminar la cláusula de conciencia contenida en la Ley Veil y que permite al personal sanitario no involucrarse en el procedimiento homicida prenatal del aborto.

El proyecto de ley subrayaba que «la cláusula específica de conciencia frente al aborto mencionada en el artículo L. 2212-8 del Código de Salud Pública es una señal preocupante» y, «consagra el derecho de la profesión médica a impugnar la ley en nombre de sus convicciones personales» por lo que aunque tuvo sentido en la ley de aborto de 1975, «hoy nada justifica el mantenimiento de esta cláusula de conciencia específica».

Es decir, el proyecto no sólo buscaba ampliar la posibilidad de abortar desde las 12 a las 14 semanas, sino que también eliminaba toda objeción de conciencia del personal sanitario.

El artículo L 2212-8 del Código de Salud Pública vigente estipula que «un médico o partera nunca está obligado a realizar una interrupción voluntaria del embarazo, pero debe informar inmediatamente a la persona interesada de su negativa y notificarle de inmediato los nombres» de los profesionales que sí acceden a acabar con la vida del nonato.

Este precepto también protege a los centros sanitarios privados que objetan en bloque a realizar abortos en sus instalaciones, siempre y cuando haya una alternativa.