Fuente: Conclusion.com.ar

El Diputado Sánchez, acompañado por Adriana Ruarte, Carolina Castets, Omar de Marchi, Pablo Torello, David Schlereth, Leonor Martinez Villada, Julio Sahad, Martín Grande, Carmen Polledo, Soher el Sukaria, Gisella Scaglia, Carla Picolimini y Juan Aicega,
busca la renuncia de la titular del INADI por sus dichos discriminatorios contra la dirigente Hotton en televisión.

Proyecto presentado por Francisco Sánchez

El pedido de renuncia lo presenta tras el vergonzoso hecho ocurrió el pasado 10 de diciembre en el programa A Dos Voces cuando Victoria Donda, que preside un organismo que supuestamente lucha contra la discriminación, tildo de “fanatismo religioso” las creencias de Hotton como argumento para defender el negocio del aborto.

En el pedido, Sánchez afirma que resulta intolerable que la máxima autoridad de un organismo cuya competencia comprende combatir toda forma de discriminación, xenofobia y racismo, discrimine públicamente a alguien por sus creencias religiosas”.

Por otro lado, en el Proyecto dice que Donda “discriminó personal y públicamente a una dirigente política que no piensa como ella, un verdadero sinsentido a los que, por ser recurrentes, no debemos dejar de pasar”.

Así mismo el Diputado considera que “estas expresiones son un claro acto de intolerancia y discriminación, por acusar a alguien de “fanatismo religioso” por el simple hecho de profesar una fe religiosa. Se trata de una clara violación de los derechos humanos menoscabar las opiniones y descalificar por motivos religiosos a quienes las emiten, justamente lo que el INADI combate y promueve que se evite”.

Sánchez también entiende que la titular del INADI “está haciendo además una apología del odio religioso, que sin duda repercuten en muchos de los argentinos”.

La dirigente política Cynthia Hotton se había mostrado muy molesta en vivo y luego, en Twitter pidió la renuncia de Donda que cuenta con un presupuesto de más de 300 millones para combatir la discriminación que, casualmente, ella practica.