El Gobierno socialista de España ocultó la cifra de contagios de Covid-19 para permitir la manifestación feminista del 8M. Fuente: Elpaís.com

Según la información revelada por el diario digital OKDiario, el Gobierno progresista conformado por PSOE-Podemos permitió las manifestaciones del 8 de marzo cuando, supuestamente, en España había unos 600 casos activos. Sin embargo, los datos proporcionados por el Instituto de Salud Pública Carlos III (ISCIII), dependiente del Ministerio de Ciencia que se encarga de brindar apoyo científico-técnico al Sistema Nacional de Salud, confirman que habían más de 12.000 casos hasta esa fecha.

Tweet contabilizando 589 casos a la fecha:

Es decir que el número de personas contagiadas hasta ese domingo, eran veinte veces más que las reconocidas oficialmente por el Gobierno, que a su vez fue el máximo impulsor de las marchas feministas el 8M por el Día de la Mujer a nivel nacional.

 

Cifras de España respecto a Italia

A día de hoy y en base a los registros oficiales, se da a conocer que España tenía más personas contagiadas por coronavirus que Italia, concretamente 12.152 frente a los 7.375 respectivamente.

Mientras que el 8 de marzo el Gobierno de Italia trazaba un plan severo para confinar a sus más de 16 millones de habitantes de Lombardía y posteriormente a todo el país, el Ejecutivo de España conseguía movilizar en las calles a más de 600 mil personas en diversas ciudades, siendo la mayor concentración en la Comunidad de Madrid con más de 136.430 asistentes, de las cuales 120 mil se reunirían en la marcha principal encabezada por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, la ministra de igualdad, Irene Montero, y la esposa del presidente, Begoña Gómez, bajo el lema “Revuelta Feminista. Con derechos, sin barreras, feministas sin fronteras”, según cifras facilitadas por la Delegación del Gobierno de Madrid, dirigida por el socialista José Manuel Franco.

Miembros del Gobierno del PSOE y el Delegado del Gobierno en Madrid durante el pasado 8M (Foto: OKDiario)

Ya en su momento, el delegado del Gobierno fue investigado por precarización administrativa y lesiones por imprudencia profesional al permitir el 8M en plena pandemia del coronavirus, siendo sobreseída provisionalmente la causa abierta contra él, al considerar la juez que instruyó “no haber indicios suficientes del delito de prevaricación administrativa como para mantenerlo imputado”.

 

El Gobierno prohibió un congreso evangélico

Dos días antes al 8M el Gobierno, a través del Ministro de Sanidad Salvador Illa y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias Fernando Simón, pidió a los organizadores del congreso mundial evangélico Unlimit 2020 programado para los días del 19 al 21 del pasado marzo, que cancelaran el evento debido al aumento de contagios por COVID-19. Sin embargo durante ese fin de semana se celebraron multitud de eventos masificados como partidos de fútbol, congresos, conciertos, entre los que destacó la gran marcha feminista del 8M.

Sobre el autor: Jonathan Alejos Rubio es colaborador en SpanishLibertarian y corresponsal de AltMedia en España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here