Alberto Fernández planea encerrar a la población de nuevo.

Anoche, el canal televisivo Todo Noticias filtró el decreto presidencial que anunciará hoy Alberto Fernández. En dicho decreto se mencionan las nuevas restricciones a la libertad que impondrá el Gobierno kirchnerista.

Juntos por el Cambio, que en un principio se mostró de acuerdo con la imposición de algunas restricciones, emitió un comunicado expresando su total rechazo a una nueva cuarentena.

¿Cuáles son las restricciones que se impondrán?

Las medidas que llevaría a cabo el Gobierno son:

-Prohibición de la circulación nocturna; a definir si será desde las 22hs a las 6 am, o si será más estricta, de 18 a 6.

-Prohibición de reuniones sociales en espacios privados; con especial énfasis en las fiestas clandestinas (según el gobierno, esta es la principal razón de los contagios).

-Suspensión de todos los eventos en salones o espacios cerrados; cancelando así cualquier tipo de casamiento, festejo de cumpleaños o evento corporativo.

-Aforo del 30% en restaurantes y bares durante las horas que estén abiertos.

-Suspensión de viajes de egresados.

-Cierre de casinos y bingos.

-Cierre de deportes en lugares cerrados.

-Limitación del transporte público a “personal esencial”.

Las reuniones

A pesar de haberse contagiado de coronavirus, Alberto Fernández mantuvo reuniones con Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof este lunes tratando de presionar a los gobiernos locales para que acepten volver a fases más restrictivas.
Por parte de la Provincia de Buenos Aires, el ministro de Economía Pablo López le habría indicado a Kicillof que la Provincia no puede sobrevivir otra cuarentena, y que en pleno año electoral podría ser incluso una mala jugada política. Sin embargo, luego de muchos idas y vueltas, el Gobernador habría sido convencido en favor de la cuarentena por el ministro de Salud Daniel Gollán, quien asegura que “Argentina se puede convertir en un foco mundial del virus si no se toman medidas“. Gollán es uno de los encargados de salud que más apoya la cuarentena.
Por su parte, Larreta habría aceptado en un primer momento confinamientos más estrictos, pero mantuvo una postura inquebrantable sobre el cierre de las escuelas. Esta negociación concluyó con Fernández, Kicillof y Larreta aparentemente acordando un “encierro nocturno“.