La corrupción del Gobierno provocó más de 30 mil muertos desde que hay vacunas.

Vacunación, ¿Masiva?

Acuerdos, vacunados, contagios, muertes por Covid y un gobierno que quedó último en el ranking de peores países para sobrellevar la pandemia.

Una de las problemáticas que ha sido, y es, actor importante en la caída de la imagen del Gobierno, es la problemática de las vacunas: los acuerdos realizados, la lentitud del plan de vacunación, la cantidad de contagios, la cantidad de muertos; en definitiva, la gestión de la pandemia en general. Un sondeo realizado por Acierto Consultora muestra que la gestión de Alberto Fernández posee un 60,5% de imagen negativa.

La gestión de la pandemia ha sido desastrosa: desde que comenzó se registran 4.552.750 casos y casi 96.000 muertes. Ante el panorama actual, ¿cómo viene el plan de inmunización?

En diciembre de 2020, el mandatario argentino firmó un acuerdo con Rusia por 10 millones de dosis. “Vamos a poder contar con las dosis suficientes para poder vacunar entre enero y febrero a 10 millones de argentinos y argentinas. Los tiempos de entrega se estiman en una primera remesa de 600 mil dosis para vacunar a 300 mil personas antes de fin de año, en enero con dosis suficientes para 5 millones de personas, y en febrero se completará el resto de las dosis necesarias para alcanzar la vacunación de los 10 millones de personas que estamos previendo”, declaró.

Por otro lado, el exministro de Salud, Ginés González García añadió: “Nunca en la historia hubo una vacunación tan masiva y amplia. Esta sola va a ser de 60 millones en el primer semestre, lo que es un desafío logístico, operativo y de programación de una magnitud no conocida”.

Sin embargo, para febrero del 2021, el total de vacunados con Sputnik era de 513.594 personas. El Gobierno había anunciado en enero de 2021 que tenía garantizadas 51 millones de dosis de varios proveedores, aunque aún está lejos de alcanzar esa cifra entre las entregadas y las que efectivamente tienen fecha concreta de arribo al país. Sin embargo, hasta febrero sólo contábamos con 1.220.000 dosis de la vacuna rusa en el país.

Hasta el momento Argentina firmó por un total de 30 millones de dosis, cada una al precio de US$ 9,95 dólares, por un total de US$298 millones de dólares.

Pfizer, el enemigo del gobierno

El exministro de Salud, Ginés González García, la actual Ministro, Carla Vizzotti, y Alberto Fernández. Responsables de esta tragedia.

Es conocido el debate que se estableció entre el oficialismo y algunas figuras de la oposición, por el tema de las vacunas Pfizer.

La vacuna desarrollada por el laboratorio estadounidense fue la primera aprobada en la Argentina, pero no se logró un acuerdo para adquirir las dosis.

El Gobierno Nacional alega que Pfizer solicitó cambios en la legislación para firmar un contrato, como la eliminación de un artículo que permitía juicios ante casos de “negligencia”. Este término fue incluido por el Frente de Todos en una ley que Juntos por el Cambio también apoyó en forma mayoritaria.

El 6 de noviembre de 2020, el presidente vaticinó: “Podríamos llegar a contar con la posibilidad de vacunar a 750 mil personas con la vacuna de Pfizer, que en diciembre podría llegar a estar en la Argentina”.

El 15 de diciembre último, González García reconoció por primera vez que existían demoras en las conversaciones con la empresa estadounidense, a la que acusó de solicitar “condiciones un poco inaceptables” que hablaban desde la entrega de glaciares hasta recursos naturales del país.

Posteriormente, Fernández respaldó la postura de González García en varias oportunidades. El 15 de marzo último, el Jefe de Estado dijo que “Pfizer puso muchos obstáculos para firmar el acuerdo”, mientras que el 3 de abril declaró: “Me hubiera encantado la vacuna de Pfizer, pero Pfizer no nos la quiso vender, por las exigencias contractuales que ponía”.

En noviembre del año pasado, el gobierno argentino firmó un acuerdo con la empresa farmacéutica Astrazeneca por 21 millones de dosis, que comenzarían a llegar en el primer semestre del 2021. Actualmente 4.065.700 personas fueron vacunadas con Astrazeneca.

Con respecto a la empresa de origen Chino Sinopharm, en febrero firmó un acuerdo por 4 millones de dosis, en marzo se firmó un acuerdo por 3 millones más, que deberían haber llegado a fin de dicho mes. A finales de mayo Vizzotti, actual ministro de Salud, firmó otro acuerdo por 6 millones de dosis que llegaron en junio. Cada vacuna fue comprada a 20 dólares, es decir, que la Argentina pagó US$ 120 millones por el contrato firmado con Sinopharm International Hong Kong Limited, el proveedor.

Por último, la más económica de las vacunas que se utilizan en la Argentina es la vacuna de Oxford/AstraZeneca. Para adquirir vacunas de este desarrollo, la Argentina firmó 3 contratos distintos.

Por un lado, están las vacunas que llegaron por el mecanismo COVAX de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Están, además, las producidas por el Instituto Serum de India, conocida como la vacuna de Covishield. Y, por último, las que fueron compradas directamente a AstraZeneca y cuyo principio activo fue producido en nuestro país.

En total, la Argentina tiene comprometidas casi 26 millones de dosis de estos 3 contratos, aunque se descuenta que la India no cumplirá con la segunda parte de lo comprometido (580 mil dosis).

Sumando los 3 proveedores, ya llegaron al país 5,4 millones de dosis. Todas tienen un valor de entre US$ 4 y US$ 4,1 dólares. Es decir que cada dosis de esta vacuna costó menos de la mitad que la Sputnik V y una quinta parte de lo que costó la vacuna de Sinopharm.

Argentina registró hasta el momento más de 25 millones de dosis arribadas al país, pero lejos está el gobierno de llegar al prometido y tan ansiado plan masivo de comunicación. De los 60 millones de inmunizaciones prometidas, se llegó a 17 millones, menos de un tercio.

En junio se registró un nuevo récord en la cantidad de vacunados, 8.410.643 aplicaciones, con un promedio diario de 280.355 inmunizaciones. Sin embargo, cuando todo parecía indicar que Argentina comenzaba con un serio plan de vacunación, apareció el escándalo de las segundas dosis de Sputnik que nunca llegaron.

Actualmente hay vacunados 18.162.815 millones (40,36% de los argentinos) con la primera dosis y 4.541.456 millones con las dos dosis (10,09 % de la población).

El Gobierno rechazó un acuerdo preferencial con Pfizer para beneficiar a China y a Rusia.

Uruguay, en cambio, actualmente comenzó su plan de vacunación a finales de febrero y hoy cuenta con el 66,4% de su población con la primer dosis y el 50,9% completamente vacunados, en una población de 3.462.000 habitantes.

Por su parte Chile, que comenzó el planeta vacunación a finales del 2020, hoy cuenta con el 66,8% de su población con la primer dosis y el 56,4% completamente inmunizada, en una población de 18.950.000 habitantes.

Sin embargo, la polémica en torno a Pfizer aumentó cuando el Gobierno y diputados de Schiaretti votaron en contra de tratar un proyecto de Juntos por el Cambio que busca generar un marco legal que facilite las condiciones para que el Gobierno firme un contrato con el laboratorio Pfizer, la única vacuna aprobada para menores de 18 años con enfermedades preexistentes.

El proyecto proponía quitar la palabra “negligencia” de las excepciones estipuladas en la ley a las garantías de indemnidad patrimonial de los laboratorios fabricantes ante eventuales reclamos, pero el pedido de la diputada opositora resultó rechazado con 122 votos en contra y 102 apoyos.

Es por ello que debido a la repercusión que trabajo a nivel nacional, el gobierno decidió avanzar para autorizar por decreto la llegada de la vacuna Pfizer a la Argentina, el jefe de Gabinete defendió la iniciativa al sostener que “hubo un aprendizaje en el tiempo” que lleva a evaluar “el marco normativo” vigente que regula las negociaciones con los laboratorios.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here