El pasado 31 de mayo, la Red de Legisladores por la Vida fue anfitriona del I Encuentro Nacional de Concejales Celestes.

El evento virtual fue impulsado por la Red de Legisladores por la Vida y contó con la participación de más de 150 concejales de todos espacios políticos y con una amplitud territorial que va desde Orán hasta Puerto Madryn.

La reunión fue coordinada y encabezada por el senador bonaerense Lucas Fiorini y la legisladora porteña Carolina Estebarena, fundadores de la Red.

En comunicación con Alt Media, Fiorini afirmó que el evento fue muy importante porque la intención de la Red es que aquellos legisladores con la causa de la defensa de la vida puedan encontrarse en un lugar y vincularse de manera transversal sin distinción partidaria, lo cuál lograron con creces con los 164 concejales que participaron.

Senador Lucas Fiorini. Fuente: El Retrato de Hoy

Así mismo, el senador dijo que la política tiene que hacerse cerca de la gente y, en este sentido y que un evento con concejales es muy importante porque permite la construcción desde abajo hacía arriba.

Por último, el legislador oriundo de Mar del Plata dijo: “Esta pelea que estamos dando es ante todo también desde el plano cultural, y para que lo cultural termine teniendo incidencia en lo político tiene que estar profundamente arraigado en lo popular. Y para que este arraigado en el pueblo, que la causa provida está profundamente arraigada en el pueblo argentino, tiene que haber representantes que estén arraigados en el pueblo”.

Desde Alt Media también conversamos con el concejal de La Matanza y ex diputado, Miguel Saredi, que afirmó que lo mejor que tenemos es la unidad y la unión entre distintas referentes de todo el país. Por otro lado, Saredi llamó a fortalecer, apoyar y ampliar la propuesta. Cerró su reflexión afirmando que ¡Acá no se rinde nadie!.

Miguel Saredi, ex Diputado Naciona, Fuente: El Nacional de Matanza

Alt Media también habló con la Concejal de Azul por el espacio de Margarita Stolbizer, Verónica Crisafulli: “Quiero agradecer por la oportunidad de participar en este encuentro y la oportunidad de reencontrarnos a aquellos que estamos en soledad defiendo nuestros principios”.

¿De que se habló en en encuentro?

El evento fue realizado de manera virtual y se dividió en dos grandes bloques: una conferencia plenaria y dos paneles.

En la primera parte, la joven escritora e influencer Guadalupe Batallán habló sobre el negocio del aborto y los diversos lobbies extranjeros que han impuesto con reciente éxito la cultura de la muerte en Argentina. Advirtió también que el aborto transformado y empaquetado como política pública termina estimulando dicha práctica y promoviendo su comercialización, tal como sucedió en EE. UU., España y Uruguay. Tampoco desaprovechó la oportunidad de desnudar los más de cinco millones de dólares que en los últimos ocho años recibieron las “filiales argentas” de estas organizaciones internacionales, según información declarada por ellas mismas. Casa Fusa, “Católicas por el derecho a decidir” y Fundación Huésped son algunos ejemplos.

Guadalupe Batallán tiene más de 100mil seguidores en Instagram y acaba de publicar su segundo libro

“Lupe” —como la conocen los más de cien mil jóvenes que la siguen en sus redes— cerró su participación pidiéndole a los legisladores que no se dejen llevar por las olas internacionales. Que tomen conciencia de que se trata de un tiempo en el que resignar derechos humanos no puede ser una opción. Que la Argentina, para bien o para mal, no ha dejado de ser un faro para el resto de América. En su opinión, el posible debate por la legalización de la eutanasia debe leerse en este sentido.

La segunda parte del encuentro estuvo marcada por dos interesantes paneles. El primero de ellos se centró en el testimonio de concejales que, combinando juventud y experiencia, han desarrollado una clara militancia en la defensa de la cultura de la vida: Nadia Márquez (Democracia Cristiana, Neuquén), Eliana Pino (Frente de Todos, José C. Paz), Miguel Saredi (Partido Federal, La Matanza) y Fernando Rambaldi (Encuentro Vecinal Córdoba, La Calera).

Márquez habló del concepto de militancia política y la importancia de tender redes independientemente de los partidos políticos. Asimismo, mencionó las ordenanzas en favor del niño por nacer que se vienen impulsando con éxito legislativo en su Neuquén natal y en el resto de las provincias del interior.

Eliana Pino no dudó en reconocer que su compromiso social, expresado en su militancia peronista, es la consecuencia natural de la vocación de servicio que desde niña le tocó desempeñar gracias a su fe cristiana. Destacó que la defensa de las dos vidas jamás puede ser un tema de especulación, puesto que en su fundamento está lo más profundo que hay en una persona: el aprecio por el bien y la verdad —convicción que le ha valido más de un reproche y maltrato dentro de su propio espacio político—.

En cambio, el más veterano de los panelistas, Miguel Saredi, se metió de lleno en la coyuntura política cuando sostuvo que “en este año electoral el tema de la defensa de la vida se ha visto fuera de la agenda. Pero ahora es cuando debemos poner en marcha el análisis de quiénes van a representarnos y quiénes son los candidatos que defienden esta causa”. Además, dejó en claro que la función del concejal es la de ser intermediario entre el vecino y el poder estatal, realidad que debe ser aprovechada para acompañar y ayudar a las organizaciones que defienden la vida en todas las circunstancias.

El cierre del primer panel estuvo dado por el joven edil vecinalista Fernando Rambaldi, quien denunció cómo están siendo silenciados aquellos dirigentes políticos que levantan la voz en defensa de la vida. Contexto hostil, sostuvo, que “obliga a los ediles celestes a incomodar al poder de turno para defender estas trincheras”, mucho más cuando el concejal dispone de la cercanía con los barrios e instituciones intermedias a las que debe empoderar para dar esta batalla.

El panel final estuvo destinado a reflexionar sobre las políticas públicas en favor de las dos vidas que pueden desarrollarse a nivel local. Expusieron la Lic. Cecilia Bordón —subsecretaria de Primera Infancia, Niñez y Familia de la Municipalidad de San Miguel— y Evelyn Rodríguez —fundadora y presidente de la Red de Atención a la Mujer Embarazada en situación de Vulnerabilidad—. Evelyn, oriunda de la ciudad patagónica de Villa Regina, dedicó su exposición a relatar algunos de los convenios celebrados por la Red que preside con municipios como La Matanza o provincias como Córdoba, destacando el éxito del “0800 provida” que en tan solo dos años ha permitido ayudar a más de 1300 mujeres, no solamente evitándoles la tragedia del aborto.

Por último, Bordón comentó el trabajo que viene realizando el Municipio de San Miguel, donde desde hace años se ha adoptado la defensa de la mujer, el niño por nacer y la primera infancia como pilares de gestión para vencer la pobreza en el distrito. También destacó que San Miguel, a través de sus diversos programas, pone el foco no en el mero asistencialismo material sino en fortalecer el vínculo maternoinfantil, promoviendo el desarrollo y removiendo obstáculos ambientales que traban el potencial de la niñez y la familia.

Tanto la bienvenida como el cierre de este I Encuentro Nacional estuvieron a cargo de Lucas Fiorini, para quien “la política nace de la cultura y debe estar anclada en el pueblo”. El senador provincial sostuvo que “el servicio al prójimo no es una alternativa más para quienes decidieron someterse a la voluntad popular, sino su razón de ser. Anclados en esta realidad es que la Red de Legisladores por la Vida se ha convertido desde el año pasado en un ámbito para alimentar y acompañar esa vocación. En este contexto donde la cultura del descarte se ha erigido en norma, los concejales de cada ciudad tienen mucho para decir y hacer, porque son los que están más cerca de la gente y de la sociedad civil, debiendo detectar y colaborar con aquellos que se ocupan de los más vulnerables”.

¿Qué es la Red de Legisladores por la Vida?

Es un espacio que agrupa a Legisladores nacionales, provinciales y locales de todos los espacios políticos sin distinción partidaria.

La Red fue lanzada en 2020 por iniciativa de Lucas Fiorini (senador provincial de Buenos Aires), Carolina Estebarena (legisladora de CABA) y Cristina Fiore (diputada provincial de Salta).

Sus cinco pilares fundacionales son:

  • Consideran que el derecho a la vida es fundamental
  • Defienden el derecho a la vida en todas sus etapas y no promovemos ni apoyamos políticas abortistas
  • Estimulan la generación de políticas públicas que fomenten la protección de las dos vidas, la adopción y la familia
  • Propician la libertad de enseñanza y el derecho de los padres de poder educar a sus hijos de acuerdo con sus valores y conciencia
  • No apoyan la ideología de género como postura única promovida o impuesta por el Estado

La Red está integrada por 4 senadores nacionales, 6 senadores provinciales, 21 diputados nacionales, 38 diputados provinciales y 264 concejales.

1 Comentario

  1. Que orgullo que en medio de una de las peores crisis económicas en la historia de Argentina aún haya algunos valientes bien dispuestos s luchar por los cigotos y los embriones cuyas madres no están en condiciones de tener (o que simplemente no desean tener, porque no les corresponde a ellas decidir, sino a la sociedad y a quienes la integran) para olvidarse de ellos una vez gestados y paridos, solo ofreciendo la adopción como alternativa (pero Dios no quiera que sea un matrimonio homoparental y de una educación sexual en las escuelas).
    Enhorabuena, al fin alguien con corazón y sentido común que ve por los hijos de los violadores y del sexo burdo sin prevención ni protección, porque sin hijos no deseados nos quedamos sin empleados explotados y mal pagados que saturen el mercado para acabar trabajando más por menos dinero, que terminan cayendo en las drogas, la delincuencia y el crimen por la falta de oportunidades, o se vuelven parte de las fuerzas del orden (soldados y policías) y continuar este ciclo en el que se crean condiciones para el crimen, para después vendernos seguridad, perpetuando así la delincuencia y el abuso de autoridad.

    ¡Viva la Libertad, carajo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here