-PUBLICIDAD-

En medio de la crisis económica y social debido al confinamiento en que la República Argentina está inmersa desde el 16 de marzo, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) de la mano con la “Dirección de Género y Diversidad”, dependiente de la “Prosecretaría de Derechos Humanos”, lanzó la “Diplomatura en Género y Derechos Humanos”.

En el día de ayer martes 7 de Julio la “Agenda de Género” aprovechó la cuarentena impuesta por el poder ejecutivo desde comienzos de marzo (confinamiento obligatorio que avasalló contra los principales derechos y garantías del ciudadano de a pie), para escabullirse lenta y silenciosamente en la agenda educativa de Argentina. 

Bajo la excusa de “promover procesos de transformación para llegar a la construcción de un sistema más inclusivo” y “acompañar, potenciar y certificar saberes de personas que integran y sostienen redes comunitarias, organizaciones territoriales e instituciones de la sociedad civil, entre otras interesadas en la problemática de las violencias de género”, la UNLP, bajo la mirada de su propio lema “por la ciencia y por la Patria”, da rienda suelta a su cometido de construcción hacia un pensamiento único y hegemónico.

¿Quiénes podrán acceder?

El único requisito para poder realizar la diplomatura es ser mayor de edad y tener el ciclo básico terminado (estudios primarios completos). 

¿En qué consiste?

  1. a) Un curso de 32 horas reloj que certifica como Promotor/a en Prevención de la Violencia de Género. 
  2. b) Un curso de 72 horas reloj que certifica como Curso de Operador/a en Prevención de la Violencia de Género.
  3. c) Un curso de 103 horas reloj que complementa los dos anteriores, y acredita como Diplomado/ a en Género y Derechos Humanos, sumando un total de 207 horas reloj.

¿Cómo se evaluará?

La evaluación será en proceso y una final que será realizada por cada participante en forma anónima e individual.

-PUBLICIDAD

¿Mediante qué formatos se podrá rendir el examen?

Se prevé la presentación de un programa o spot radial, video, mural, análisis de una situación, una sentencia judicial (de acuerdo a las posibilidades grupales) entre otros, que den cuenta de la mirada construida a través de los encuentros.

Los cursos que forman parte de esta Diplomatura son los siguientes:

Curso 1: Promotor/a en Prevención de Violencia de Género

Curso 2: Operadoras en Prevención de la Violencia de Género

Curso 3: Diplomatura en Género y Derechos Humanos

Así es como se logra instaurar una ideología que busca predominar en el campo de los saberes mediante acciones rimbombantes que, bajo la bandera de la “inclusión”, terminan excluyendo la multiplicidad de opiniones. 

Sin embargo, no sólo excluyen opiniones, sino que también obligan a costear sus antojos al resto de la sociedad. En este sentido, la UNLP, es una universidad pública, es decir que la principal fuente de financiamiento de la casa de altos estudios proviene del Tesoro Nacional, es decir, del dinero del contribuyente, ya lo decía Margaret Thatcher “si el Estado quiere gastar más, solo lo puede hacer pidiendo prestado de tus ahorros o cobrándote más impuestos. No existe tal cosa como el dinero público. Solo existe el dinero de los contribuyentes”.

La “gratuidad” de la enseñanza universitaria, así como el ingreso irrestricto y la autonomía, son condiciones características de la enseñanza superior en Argentina desde el gobierno de Hipólito Yrigoyen, (donde se instauró una forma de gobierno nacional y popular en donde el Estado adquirió una posición cada vez más preponderante incrementando su rol de intervencionista) y que se acrecentaron bajo las directrices de mando de Juan Domingo Perón.

Fuente: unlp.edu.ar
Sobre la autora: Agustina Blanco Periodista por el Colegio Universitario de Periodismo. Lic. En Comunicación Social por la Universidad Católica de Santiago del Estero. Investigadora de la Fundación Centro de Estudios LIBRE y Editora de Política en Alt Media.
-PUBLICIDAD-