-PUBLICIDAD-

La reconocida opositora venezolana y coordinadora del partido Vente Venezuela, María Corina Machado, se conectó este sábado 13 de junio vía zoom con la diáspora venezolana en Argentina, respondiendo distintas preguntas sobre Venezuela y Argentina.

Si bien la temática principal del encuentro era Venezuela, muchas personas no evitaron preguntarle a María Corina su opinión sobre Argentina en referencia a la reciente expropiación de la empresa Vicentin por parte del poder ejecutivo. La opositora venezolana es conocida por su popular frase “expropiar es robar”, la cual le dijo directamente al entonces presidente Hugo Chávez en el año 2012 cuando era diputada en la Asamblea Nacional de Venezuela.

“Argentina está entrando en una etapa muy oscura” dijo María Corina haciendo referencia no solo a la expropiación del grupo vicentin sino también sobre el avance del gobierno argentino en las libertades individuales con la excusa del coronavirus. “Nosotros no creíamos que podíamos llegar a ser Cuba cuando nos lo advertían y al final terminamos peor, hoy nadie nos cree cuando les decimos que pueden llegar a ser Venezuela”.

La líder opositora ha presentado recientemente una hoja de ruta para la liberación de Venezuela, exigiendo la aplicación de una Operación de Paz y Estabilidad para sacar al régimen de Nicolas Maduro y todas las mafias del poder. “No solamente vamos a liberar al país. Al liberar a Venezuela vamos a liberar al continente de las latentes amenazas en contra del hemisferio occidental”, de esta forma hace referencia a los diferentes movimientos estratégicos que se han venido orquestando desde el Foro de Sao Pablo para desestabilizar las democracias de la región.

Los venezolanos que están esparcidos por el mundo, en su mayoría son fieles defensores de la libertad; y en países como Argentina, donde el gobierno apunta hacia un avance sobre las libertades individuales, los venezolanos se oponen rotundamente. “Ustedes saben lo que significa el bozal de la censura, quiero que ustedes se conviertan en el faro de la verdad afuera de Venezuela”.

-PUBLICIDAD

En referencia a una salida pactada y negociada del régimen de Maduro, María Corina dijo: “Para sentarse a negociar primero hay que presentar una fuerza superior en donde tu sepas que puedes colocar la condiciones para negociar la salida”, a su vez manifestó que es absurdo pensar que en Venezuela se puede lograr una salida electoral sin primero recuperar las instituciones democráticas y expulsar las mafias, guerrillas y grupos terroristas que tienen control del país.

En materia económica manifestó que “Todas las empresas publicas en Venezuela se deben llevar a un amplio proceso de privatización”, fomentando de esta forma la apertura de los mercados e inversión mediante la libre competencia, necesario para la restructuración de Venezuela.

Por otra parte, en referencia a los escalonados índices de corrupción que se aprecian en Venezuela, pero que también pueden ser analizados y comparados en otros países, la líder venezolana dijo: “El proceso del clientelismo, populismo y corrupción es intrínseco al socialismo”, a su vez hizo énfasis en la importancia de la educación diciendo que “Una sociedad bien educada y preparada aprecia la libertad”, de esta forma nos da a entender que la educación y el socialismo no son compatibles.

“A estos criminales los vamos a sacar de raíz. De lado y lado, del color que se vistan, los vamos a sacar y haremos justicia”, de esta forma la líder opositora cerró la charla con la diáspora venezolana en Argentina, la cual duró más de una hora.

Siete de cada diez venezolanos que viven en Argentina trabajan de manera informal, siendo más vulnerables a los estragos económicos que vive Argentina; a ellos, María Corina les envía un mensaje diciéndoles: “He decidido dejar mi vida para reunificar a cada una de las familias venezolanas”, entendiendo lo peligroso que puede significar ser opositor en Venezuela, pero que sin dudas es lo correcto. Finalizando de esta forma con un mensaje de optimismo y esperanza para los venezolanos que se encuentran lejos de sus hogares.      

Por Carlos Enrique Sanchez
-PUBLICIDAD-