El presidente de México insta a los mexicanos a salir pese al avance del coronavirus.

Redacción

Andrés Manuel López Obrador, lejos de tener en cuenta las consecuencias fatales del COVID-19 para la población, afirmó: “sigan llevando a la familia a comer, a las fondas, porque eso es fortalecer la economía familiar, popular. No hacemos nada bueno, no ayudamos si nos paralizamos sin ton ni son, de manera exagerada”.

El presidente mexicano dijo esto porque, según su percepción, el coronavirus todavía esta en la “primera fase”.

Por otro lado, también habló del toque de queda que están llevando adelante algunos países con el fin de evitar el colapso del sistema de salud y cuidar a sus habitantes: “Yo respeto la decisión de otros países, nosotros no necesitamos eso”.

Además, de manera autoritaria, afirmó que “Yo les voy a decir cuándo no salgan”.

Hasta el momento, México registra de manera oficial 316 casos confirmados, 794 casos sospechosos y 3 personas fallecidas.

Problemas económicos y recesión 

El llamado de AMLO a los ciudadanos a salir y la mención a la economía, puede deberse a la difícil situación económica que atraviesa México.

Desde que López Obrador asumió a fines de 2018, la economía mexicana no para de caer. En 2019 tuvo un decrecimiento del 0,1% y este año se espera una caída de hasta 5%.  Esto significaría la recesión económica más larga de los últimos 90 años.

Las medidas que restringen la libertad económica y sus políticas en favor de los sindicatos han perjudicado a los ciudadanos de México y los números negativos podrían aumentar si el coronavirus sigue avanzando.