La manifestación se llevó a cabo en la ciudad de Richmond, estado de Virginia tras la decisión del gobernador demócrata de suspender Segunda Enmienda. No hubo disturbios.

Redacción

Este lunes 20 de enero, una multitud de civiles armados se congregaron en el capitolio estatal de Richmond, Virginia, para reclamar que se garantice su derecho a portar armas libremente, derecho que se encuentra establecido en la Segunda Enmienda.

Miles de manifestantes frente a El Capitolio de Richmond, Virginia.

La masiva convocatoria se dio en respuesta a la ley de control armamentístico en civiles que propone el gobernador demócrata de Virginia, Ralph Northam.

La propuesta del gobernador, implica la prohibición de uso de “armas peligrosas”; compra de armas limitada a una cada treinta días´; permitir a las localidades legislar leyes más estrictas que la del estado; estricto control de antecedentes para todo aquel que quiera adquirir un arma.

Por otro lado, la notoriedad del evento se hizo mayor cuando, el día miércoles 15, Northam redoblo la apuesta al declarar el estado de emergencia en Virginia alegando, según el diario internacional Bles, que “No vienen a protestar pacíficamente”. Esta medida tuvo como consecuencia la suspensión de la Segunda Enmienda entre el 17 y el 21 de enero.

Cabe mencionar que, a pesar de las declaraciones del gobernador y la ola de violencia pronosticada por varios medios estadounidenses, el encuentro se realizó de manera pacífica y sin ningún altercado.

¿Qué es la Segunda Enmienda?

La Segunda Enmienda fue promulgada en 1791 y protege el derecho de los ciudadanos estadounidenses a tener y portar armas. Además, establece que ni el gobierno federal ni los gobiernos estatales y locales pueden infringir contra este derecho.

Reacción de Trump

Ante la multitudinaria marcha y las medidas impulsadas por el gobernador demócrata, el presidente Donald Trump afirmo en su cuenta de twitter “¡NUNCA permitiré que nuestra gran Segunda Enmienda quede desprotegida, ni siquiera un poquito!”.

Gobernador Northam

Las medidas para intentar limitar el derecho a la libre portación de armas no fueron las únicas polémicas de Northam desde que  asumió  como gobernador en 2018.

A principios de 2019, el gobernador estuvo en el ojo público tras difundirse una foto de él donde se lo ve vestido con prendes que hacen alusión al grupo supremacista blanco, Ku Klux Klan.

El gobernador de Virginia Ralph Northon en su foto de anunario de 1984.

También en 2019, el Partido Demócrata de Virginia impulsó una ley de aborto que permitiría abortar hasta el momento antes del nacimiento y Northam fue uno de los dirigentes en apoyarla.