Donald Trump ordenó el cierre del consulado chino en Houston tras la sospecha del robo de la vacuna del coronavirus por parte de piratas informáticos chinos.
-PUBLICIDAD-

Los diplomáticos de Pekín están quemando documentos tras la decisión del presidente estadounidense. Se los acusa de intentar robar la vacuna del coronavirus mediante piratas informáticos.

Donald Trump ordenó el cierre del consulado chino en Houston tras la sospecha del robo de la vacuna del coronavirus por parte de piratas informáticos chinos.

Ayer por la noche, una noticia sacudió a las dos mayores potencias del mundo: Donald Trump ordenó el cierre del histórico consulado de China en Houston, fundado en 1979. La decisión se tomó tras acusar a piratas informáticos chinos de intentar robar la vacuna del coronavirus. Esto viola la propiedad intelectual americana, así como la convención de Vienna, que impide interferir en asuntos internos de otro Estado.

Tras la decisión del mandatario americano, China tiene 72 horas para cerrar el consulado. Horas después del comunicado, una serie de incendios dentro del edificio requirieron la intervención de los bomberos locales. Se trata de la política de “documento quemado”, que tiene el objetivo de no dejar evidencias de posibles actos de espionaje en suelo estadounidense. También se vieron videos donde varios empleados cargaron documentación valiosa dentro de contenedores que irán al gigante asiático.

-PUBLICIDAD

“China pide a EE. UU. que revoque esta decisión equivocada. Si sigue adelante, tomaremos las contramedidas necesarias”, amenazó el portavoz de Exteriores, Wang Wenbin. Ambos países viven lo que historiadores y analistas políticos denominan “Nueva Guerra Fría” por la creciente escalada de tensiones que comenzó con la guerra comercial y se agravó tras la crisis del coronavirus.

En el último año y medio, las tensiones entre ambos países no han parado de aumentar, y se han agravado tras la crisis del coronavirus. Los analistas políticos ya hablan de una “Nueva Guerra Fría”.

 

El comunicado del Departamento de Estado justifica el cierre del consulado chino “para proteger la propiedad intelectual y la información privada americana”. Y agrega: “Nuestro país no tolerará las violaciones de China de nuestra soberanía y la intimidación de nuestra gente, igual que no hemos consentido sus prácticas comerciales injustas, robo de empleos americanos y otros comportamientos indignantes”. Mike Pompeo, Secretario de Estado, se encuentra en Londres tras la decisión de Boris Johnson (primer ministro británico) de bloquear las redes 5G de Huawei.

En diciembre, Estados Unidos expulsó a dos diplomáticos chinos sospechosos de espionaje, a lo que el régimen comunista de Pekín reaccionó echando a periodistas americanos del territorio chino. Se espera que, tras el cierre del consulado chino en Houston, Xi Jinping responda cerrando uno de los cinco consulados estadounidenses en su país, en un nuevo episodio de esta “II Guerra Fría”.

Sobre el autor: Juan Antonio es Periodista recibido en el Instituto Superior del Profesorado Junín. Trabajó como columnista en el Diario La Verdad y en Radio LT20 Junín. Fue conductor de un ciclo radial en Radio Grupo Noroeste y como columnista televisivo en Magazine Teve. Especializado en historia y en política internacional.

-PUBLICIDAD-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here