-PUBLICIDAD-

La agrupación Epidemiólogos Argentinos Metadisciplinarios publicó una carta dirigida a Alberto Fernández. En esta, los doctores muestran preocupación por la continuidad de las decisiones sanitarias aplicadas desde el 12 de Marzo y contenidas en el DNU 297/20. El establece el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Además, advierten sobre efectos perjudiciales en la economía, la salud comunitaria, la educación, los deportes, prácticas artísticas y ritos religiosos.  

“Advertimos con notorio desconcierto la continuidad de las medidas sanitarias que se habían tomado solamente en función de una emergencia”, afirmaron los epidemiólogos. Estas medidas implican varios efectos perjudiciales. La oficina de las Naciones Unidas en la Argentina proyectó un incremento de la pobreza infantil, una fuerte profundización de las desigualdades, incremento de la violencia de género en medio de la cuarentena y un duro golpe en el ingreso de los argentinos. La agrupación sostuvo que había conocimientos suficientes para abordar la pandemia de manera distinta, complementando disciplinas como la epidemiología, demografía, antropología, derecho, sociología, psicología social, la gerontología, bioquímica y muchas otras más. “Se insinuaba oficialmente que carecíamos de discernimiento para proceder positivamente frente a una situación sanitaria desconocida”, sentenciaron los epidemiólogos. 

Posteriormente, la agrupación pasó a enumerar preguntas con el objetivo de disminuir la incertidumbre. Los doctores cuestionaron el inicio de la cuarentena con tan solo 128 infectados, el aislamiento a individuos sanos, la falta de reconocimiento a la inmunidad natural celular adquirida tras el contagio y la prohibición de actividades físicas. También sugirieron la existencia de otros fines detrás de la cuarentena  obligatoria, además de resaltar el fuerte daño económico a empresas y familias.

Los epidemiólogos finalizaron la carta ofreciendo su colaboración para despejar los interrogantes. Mientras, el Gobierno se prepara para salir progresivamente del aislamiento obligatorio. “Entre el 18 de julio y el 2 de agosto trataremos de volver de manera escalonada a nuestra vida habitual”, informó Alberto Fernández en una conferencia.

Otras consecuencias de la cuarentena

 Hace varios meses se viene advirtiendo sobre el daño económico causado por el aislamiento. En abril, el primer mes completo en cuarentena, la economía se desplomó un 26,4%. Las Pymes son las más afectadas: en los últimos 2 meses, 18.500 empleadores no pudieron cumplir con el pago de aportes y contribuciones sobre la nómina salarial. Según la fundación Observatorio Pyme, el principal impacto negativo se registra en las ventas. Se observó un menor impacto en compras, empleo y producción. Por otro lado, Junio registró 2,2%  de inflación y varios analistas muestran preocupación por las políticas monetarias implementadas. 

-PUBLICIDAD

 La cuarentena obligatoria también registró efectos en la salud mental de varios individuos. Según un informe elaborado por el Observatorio de Psicología Social Aplicada de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), el 70% de los argentinos experimentaron malestar psicológico tras 50 días de aislamiento social preventivo y obligatorio. El estudio se contó con 2490 encuestados. Este malestar se debe principalmente a la falta de actividad fuera del hogar, la incertidumbre laboral y la falta de contacto real con las personas. El consumo de alcohol se incrementó del 8,1% al 11,5%. También aumentó el uso de medicación sin prescripción médica del 10,5% al 13,5%. 

Mientras, el Gobierno se prepara para salir progresivamente del aislamiento obligatorio. “Entre el 18 de julio y el 2 de agosto trataremos de volver de manera escalonada a nuestra vida habitual”, informó Alberto Fernández en una conferencia. “La nueva etapa buscará recuperar la economía, las pymes, los abrazos y la vida social”, sentenció Santiago Cafiero, el Jefe de Gabinete.

Por Simón Vázquez
-PUBLICIDAD-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here