El diputado de VOX, Iván Espinosa de los Monteros, pronunciando su discurso en el tribunal

Madrid- El martes 15 de septiembre el grupo parlamentario VOX  propuso en el Congreso de los Diputados una Ley para la ilegalización de todos los partidos políticos que atenten contra la unidad de España. La propuesta fue rechazada al obtener 78 votos en contra, 37 abstenciones y 20 a favor.

“Solamente VOX ha defendido en el Congreso su reforma de la Ley de Partidos para ilegalizar a formaciones separatistas como ERC, Junts o Bildu que quieren liquidar la unidad nacional. Todos los partidos han adelantado su voto contrario a esta iniciativa salvo el PP y Ciudadanos, que se han situado en la abstención”, informa el medio español Rebelión en la Granja.

Tuit del diputado de VOX el martes 15 de Septiembre

El vicepresidente de Acción Política de VOX y eurodiputado, Jorge Buxadé, había declarado que dicha iniciativa, siendo una de las 100 medidas del partido, es “una necesidad urgente para la propia estabilidad democrática en la continuidad de España como nación”, y agregó que “hay partidos cuyos líderes han afirmado que ellos ilegalizarían los partidos separatistas, partidos que han estado más de 13 años en el poder del gobierno nacional, y no han hecho nada”.

Santiago Abascal, presidente de VOX, afirma que “ciertos partidos están atentando directa y claramente contra la unidad de España y contra el fundamento de la constitución que es la misma unidad de España”.

En el Congreso, el diputado Iván Espinosa de los Monteros expresó: “Los partidos que sistemáticamente trabajan para acabar con nuestros derechos están fuera de la ley, y no hacer todo lo posible para ilegalizarlos sería traicionar lo que juntos hemos contribuido a construir, sería traicionar nuestro juramento”.

Asimismo, el diputado defendió la iniciativa evocando el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos de Estrasburgo el cual sentencia que un partido político puede hacer campaña a favor de un cambio de legislación mientras que “los medios empleados sean legales y que el fin que se busque sea en sí mismo compatible con los principios democráticos fundamentales”.

“Lo que vamos a hacer es preservar el espacio de libertad que es la constitución y defenderla de los que tienen entre sus medios y fines destruir la unidad y la soberanía de España”, afirmó Espinosa de los Monteros.

El portavoz de VOX mencionó en la corte las medidas de países vecinos que ya cuentan con una ley que defiende su ‘unidad territorial y soberanía nacional’: “Francia no tolera formaciones políticas que atenten contra su soberanía nacional. El artículo 4 de su constitución establece que los partidos y agrupaciones políticas deben respetar los principios de la soberanía nacional. El caso de Italia, el artículo 5 de su constitución prohíbe cualquier tipo de sesionalismo o sesión territorial. En Alemania, los partidos separatistas son directamente ilegales, el artículo 21 de la ley fundamental de la República Federal Alemana dice que son inconstitucionales los partidos que según sus fines o según el comportamiento de sus adherentes tiendan a trastornar o a poner en peligro la existencia de la República Federal Alemana. La ley electoral portuguesa directamente prohíbe la creación de partidos de ámbito regional local: ‘no podrán constituirse partidos políticos que por su designación u objetivos programáticos tengan índole o ámbito regional’.

“En una democracia no son aceptables quienes tienen como único fin acabar con ella, no tienen cabida quienes entre sus medios o sus fines pretenden atentar contra los pilares de nuestra convivencia. No cabe la oferta electoral del totalitarismo ni someter a votación la integridad de la democracia, el menoscabo de los derechos individuales o el pluralismo”, dijo el diputado de VOX.

También mencionó la falta de voluntad del ex presidente español Rajoy y el actual presidente Pedro Sánchez de “ilegalizar lo que sigue siendo el brazo político de ETA” dado que el actual presidente necesita de la organización terrorista para gobernar; “Así de mercantilista y así de triste”, comentó.

Llegando al final de la sesión, declaró: “No podemos alentar lo que destruye nuestro proyecto común que es España, no podemos, no sólo por razones legales sino sobre todo por razones morales. Porque España no nos pertenece, porque es el legado de los padres de nuestros padres que tenemos que dejar a los hijos de nuestros hijos”.

“Sin miedo ni a nada ni a nadie. Porque más vale tener cicatrices por intentarlo que la piel intacta por cobardes. ¡Viva España!”

Así terminó el discurso en la cámara el Señor Espinosa de los Monteros, habiendo remarcado anteriormente que los diputados juraron defender y hacer valorar la constitución “en defensa del demás, la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”.