Trump dará una batalla junto al pueblo contra las BigTech.

Trump demandará a los CEO de Faceb0ok y Twitt3r, Marck Zuckerberg y Jack Dorsey

El expresidente demandará a los CEO de las principales redes sociales tras haber sufrido una histórica censura. La demanda es nada más ni nada menos que una Class Action, es decir, que cualquiera que haya sufrido una censura por parte de los gigantes tecnológicos puede sumarse a la demanda que presentará Trump.

La decisión está respaldada por la organización sin fines de lucro, America First Policy Institute, y se da luego de que ambas redes sociales decidieran bloquear al republicano de manera permanente. La demanda será en nombre de todas las personas que han sido censuradas.

El pasado 8 de enero, luego de los disturbios en el Capitolio, Twitter dio el paso de bloquear y censurar a Trump de la plataforma. Facebook hizo lo propio casi al mismo tiempo diciendo que la prohibición duraría al menos hasta el final de su presidencia; sin embargo, posteriormente, la empresa envió el caso a su Junta de Supervisión que decidió hacerlo por seis meses. El entonces mandatario pidió el fin de la violencia y a los manifestantes pacíficos del Capitolio que volvieran a sus casas, pero decidieron borrar su video para instalar el relato de que él llamó a la violencia.

La gran conspiración

Tanto Zuckerberg como Dorsey se aliaron en contra de Trump para beneficiar a Joe Biden y pavimentar su llegada a la Casa Blanca, al punto tal que no solo censuraron al republicano, sino también a medios históricos como el New York Post cuando intentaron mostrar el prontuario de corrupción del demócrata y los escándalos de su hijo, Hunter Biden. Cualquier información que perjudicara la campaña del ex vicepresidente era censurada o tachada de “Fake New” por las propias plataformas. De hecho, la cuenta del New York Post fue suspendida tras publicar los correos de Hunter Biden evidenciando corrupción y negocios con China y Ucrania.

La revista Time publicó un artículo en el cual confesó que la campaña para sacar a Trump fue una enorme conspiración en la que participaron grandes empresas, los principales medios, redes sociales, magnates y grupos de extrema izquierda como Black Lives Matter y Antifa.

Por último, a días de la censura se difundió un video en el que Jack Dorsey confesaba que Trump era “solo la punta del iceberg” y que el sistema de censura se ampliaría:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here