Twitter vuelve a la carga, esta vez censurando a Vox.

Vox volvió a ser censurado por Twitter. En plena campaña electoral, la red social ha cerrado la cuenta del partido de Santiago Abascal durante seis días. El argumento utilizado por la compañía estadounidense con sede en San Francisco es que Vox incumplió las reglas que prohíben las “conductas de incitación al odio”.

El tuit por el que Vox sufrió censura informativa dice: “Suponen aproximadamente un 0,2% y son responsables del 93% de las denuncias. La mayoría son procedentes del Magreb. Es la Cataluña que están dejando la unánime indolencia y complicidad con la delincuencia importada. ¡Sólo queda Vox!” Además, el mensaje incluía el hashtag «#StopIslamización».

El cierre de su cuenta es “por seis días”, justo el día que arranca la campaña electoral de las elecciones del 14-F en Cataluña. Por eso, el líder de la tercera formación del arco parlamentario español, Santiago Abascal, escribió un durísimo mensaje a través de su cuenta personal –esa, de momento, sigue activa– en el que aseguró que “el mismo día y a la misma hora que el PP, con sus medios subvencionados, lanza una burda campaña de desinformación contra Vox, la red social Twitter censura nuestra cuenta oficial impidiéndonos lanzar nuestro mensaje y explicar nuestras posturas”.

Santiago Abascal continuó con un hilo sobre la censura en Twitter, donde explicó: “este es un hecho gravísimo porque Twitter usurpa las funciones de los Estados democráticos, limitando derechos fundamentales, como ya denuncié, coincidiendo en ello con varios líderes internacionales de muy distinto signo”.

Denuncia el líder de Vox que decisiones como la tomada por Twitter “ataca la libertad y la democracia al censurar a los representantes públicos de millones de españoles”. Y anunció que el partido presentará una querella “contra esta actuación totalitaria que busca, entre otras cosas, influir en las próximas elecciones catalanas”.

Abascal justificó el tuit por el que Twitter censuró a Vox aduciendo: “el tuit ofrece datos sobre la violencia que sufren los españoles… en Cataluña o en Canarias” y ha añadió: “los millonarios tecnológicos no quieren que se conozcan las consecuencias de la invasión migratoria que promueven junto a algunos gobiernos”.

Comunicado de Vox a la Comisión Europea reclamando medidas contra la censura en redes sociales.

Este ‘apagón’ informativo contra Vox no es nuevo y se viene reproduciendo de manera insistente en las últimas fechas. El pasado 22 de enero Twitter impidió que Vox continuara informando a sus simpatizantes y seguidores después de un tuit que respondía a Adriana Lastra y que, de nuevo, la tecnológica estadounidense consideró que incumplía las normas de uso.

Adriana Lastra escribió en la misma red social, en referencia a Vox: “no soportan al colectivo LGTBI, no soportan el matrimonio entre personas del mismo sexo, no soportan la igualdad entre mujeres y hombres, no soportan que sus ideas retrógradas no sean las de toda la sociedad”. A lo que el partido respondió: “Lo que no soportamos es que os metáis en nuestra casa y nos digáis cómo tenemos que vivir y cómo tenemos que educar a nuestros hijos. Y menos aún que con dinero público promováis la pederastia”.