La Senadora del PRO Gladys Gónzalez entró al Congreso como legisladora PROVIDA y acompaño el proyecto atacando las creencias cristianas.

El espacio político del PRO que tiene entre sus referentes al Diputado Francisco Sánchez y al abogado Martin Pugliese lanzó un duro comunicado repudiando el apoyo de legisladores del espacio a la legalización del aborto.

En el comunicado publicado a través de sus redes sociales, desde la agrupación política afirman que “el pilar central del ideario del PRO es la defensa de las instituciones republicanas, objetivo incompatible con el apoyo a un proyecto que abiertamente CONTRADICE UNA NORMA DE RANGO CONSTITUCIONAL”.

Por otro lado, el comunicado de prensa resalta una contradicción insalvable entre el proyecto de aborto y el de los mil días, ambos aprobados el mismo día, y apoyados por varios dirigentes de Juntos Por el Cambio como Gladys González o Laura Rodríguez Machado: “Es contradictorio que representantes de un partido republicano hayan decidido ignorar una norma tan nítida, que además de integrar nuestra ley suprema se
encuentra ratificada en el Código Civil y Comercial de la Nación promulgado en
2015, e inspiró la reciente “Ley de los 1.000 Días”, que reconoce a la concepción
como el inicio de la vida humana”.

También se refiere a los puntos más aberrantes del proyecto aprobado como son que niega la patria potestad, autoriza el aborto hasta el noveno mes de embarazo, facilita que los violadores de menores evadan su responsabilidad penal, limita la objeción de conciencia de los médicos y obliga a los contribuyentes a pagar el desmembramiento o envenenamiento de seres humanos inocentes.

Por su parte, desde Unión Republicana consideran que “Ninguna ideología puede ser excusa para aprobar un proyecto de esta naturaleza, sobre todo en el caso de los legisladores que en campaña prometieron votar en sentido opuesto. Ello equivale a un fraude electoral que nadie debería avalar”.

Así mismo, también envía un duro mensaje a los legisladores del PRO que se alinearon con Alberto Fernández para aprobar el aborto y que, además, habían pedido “quemar la Catedral si el aborto no era legal” como es el caso de Silvia Lospennato”.

Por último, cierran el comunicado con un mensaje de construcción y de cara al futuro: “Necesitamos promover una agenda basada en la cultura del esfuerzo y el
respeto irrestricto del estado de derecho. Desde Unión Republicana vamos a
trabajar para derogar la aberrante ley sancionada esta semana, que nada tiene
que ver con el sentir mayoritario de los votantes del PRO. Frente a un Gobierno
que viene por todo y quiere transformarnos en Venezuela, no puede haber
más lugar para la tibieza”.

CONOCE MÁS SOBRE UNIÓN REPUBLICANA EN SU SITIO WEB.

1 Comentario

  1. Diría que lo que esos integrantes del PRO tienen que hacer es alejarse del PRO y pasarse a un partido que haga verdadera oposición (en este momento pienso en NOS, fundamentalmente por la cantidad de afiliaciones que tuvieron luego de la aprobación de la ley filicida). En efecto, el PRO no es un partido pro vida, y derogar un proyecto desde un partido pro vida es más dificultoso que hacerlo desde uno que sí lo es. El PRO debería pesarle votar a favor por medio de desafiliaciones.

Comments are closed.